Otro castrado en Carazo por novia celosa ahora le toco a San Marcos


Últimamente se ha venido desatando una ola de atentados en contra de los órganos reproductores masculinos principalmente en Carazo en donde al parecer las mujeres están más decididas que nunca a pasarle la cuenta a los hombres infieles y demostrarles a todos que con ellas no se juega, ahora le tocó el turno al joven Livingston Urbina de 29 años quien termino con su miembro quemado por agua hirviendo a manos de su pareja Priscila Cortez de 28 años durante la noche de ayer.


Según relato una testigo que prefirió mantenerse anónima todo comenzó el día de ayer 24 de Julio cuando se llevaban a cabo las fiestas patronales de Jinotepe en honor a Santiago Apóstol patrón de la ciudad de Jinotepe con la celebración del tradicional tope de los santos al cual el joven Livingston decidió ir a dar una vuelta mientras su novia tenía que trabajar en un call center de Managua.


El joven aprovecho esto y decidio irse de parranda con su primo y una amiga de ellos pero al parecer al calor de los tragos olvidaron que en una celebración así lo que sobran las fotografías y algún o alguna conocida de la novia del joven se lo encontró muy romántico chineando a una joven en sus piernas muy campantemente como si nadie los estuviera mirando y como si se trataran de una pareja, Priscila llego a su casa y le pregunto al novio sobre las fotografías y él le dijo que no era el a pesar de andar la misma vestimenta y de estar en el tope pero debido a que estaba tomado lo dejaron dormirse.


Según la testigo todo estaba calmo hasta que como a eso de las 3 e la madrugada de hoy 25 hora en que la joven se levanta para alistarse y estar a las 5 en su centro de trabajo pero al parecer se acordó de las fotografías y puso a hervir agua la cual sin pensarlo 2 veces se la arrojo a su pareja que se encontraba durmiendo en ropa interior cocinándole en sus partes quemaduras de tercer y cuarto grado siendo trasladado de inmediato por vecinos al centro de salud de San Marcos y posteriormente al hospital regional Santiago de Jinotepe en donde se valora una cirugía reconstructiva.