Roban silla de ruedas a Rocky, un perrito discapacitado


Un lamentable hecho es lo que ha sucedido el día de ayer cuando personas sin ningún tipo de escrúpulos le robaron su silla de ruedas a Rocky un pequeño perrito que fue víctima de un accidente y que usaba la silla para desplazarse de un lugar a otro, no se sabe si quienes robaron la silla fue con el afán de hacer la maldad o de venderla pero la verdad de las cosas es que esa silla no le sirve a nadie más debido a que está fabricada especialmente con las medidas del pequeño perrito a quien le arruinaron la vida.


Una tarde una señora dice que miro a Rocky arrastrándose por la calle y llorando por lo que ella lo recogió y luego le contaron que un auto lo había atropellado, con todo el gran corazón de varios vecinos se recolecto dinero para poder dar a fabricar la silla de ruedas para Rocky quien se podía ver correr de un lado a otro nuevamente dándole alegría a todo el vecindario por donde se movía en el que todos los alimentaban y cuidaban, se había convertido en el consentido de todos los vecinos.


Esto sucedió en Perú y la silla había tenido un costo de manufacturación de 40 dólares pero como mencionamos antes, las personas que robaron la silla no pueden venderla para otro perro y si la venden en partes no obtendrán mucho dinero así que lo más seguro es que fue robada con el simple hecho de hacer una maldad, ahora Rocky se arrastra por el piso raspando sus patitas y se escucha como llora y se puede ver en sus ojos la tristeza por haber perdido la capacidad de caminar por segunda vez.


Pero en los peores momentos se conoce a los buenos amigos y las mismas personas que le dieron a hacer la primera silla de ruedas ahora están organizándole una fiesta de cumpleaños a Rocky en la que se está pidiendo que los regalos sean una colaboración para poder fabricar una silla nueva para que el pequeño perrito pueda volver a moverse.