80 % de las mujeres nicas tienen vocabulario de albañil encachimb...


La cultura e idiosincrasia nicaragüense es una de las más arraigadas de toda Latinoamérica y se caracteriza por tener gente con un gran calor humano y por ser personas auténticas y esto contribuye en gran medida al tema principal de este artículo, resulta que nunca ha sido un secreto que los nicaragüenses no tenemos pelos en la lengua y que el ser mal hablados es parte de nuestra forma de ser.


Sin importar estatus social, genero, edad o profesión decir una que otra mala palabra de vez en cuando sirve para liberar estrés y poder lidiar con la rutina pero algo que resulta curioso es que el mayor índice de personas con mal vocabulario en Nicaragua son mujeres y no simplemente son mayor parte como genero sino que casi en su totalidad ya que el 80 % de las mujeres tienen boquita de albañil enojado y no se miden a la hora de estar molestas.


Cabe destacar que esto no es algo que se pueda ver meramente como negativo ya que de hecho el vocabulario varia de país a país y hay otros sitios como España en los que también se dicen malas palabras y que se ve de manera normal y que forman parte de la jerga común en el día a día, de hecho podemos decir que estas malas palabras ya no son consideradas como tales debido a su uso tan común.


Lo cierto es que sin desviarnos de la premisa principal debemos tener claro que la mayoría de las mujeres nicaragüenses tienen un vocabulario bastante fluido y en pocas palabras “es mejor no tocarles las tapas” incluso se ha trascendido tanto en este aspecto que como dijimos antes, ya es visto como algo normal e incluso se considera hasta gracioso y atractivo ya que los nicaragüenses no usamos las malas palabras para ofender a nadie sino como meramente medios para expresar emociones.