Padre del pequeño Kendry quería matarlo para no pagar pensión alimenticia


Toda Nicaragua se estremeció durante días con la desaparición de un niño de Chontales de tan solo 7 años, se trataba del pequeño Kendry Escobar quien habría salido a pasear con su padre pero que nunca regreso, estuvo desaparecido por varios días hasta que se logró dar con el paradero del pequeño en una alcantarillas en estado delicado de salud y tuvo que ser llevado de emergencia al hospital para que pudiera ser atendido por muchos golpes y deshidratación al estar días sin alimentos ni agua.


El culpable del horrendo suceso fue su propio padre Juan Antonio Maltes Aragón quien está siendo procesado por el delito de parricidio frustrado en contra de Kendry y quien está guardando prisión preventiva mientras que fue remitido a juicio el día 28 de febrero, el padre del menor tuvo una relación por varios meses con la madre y a los 7 meses de embarazo se separaron, cuando Kendry cumplió 2 años la madre demando al padre por pensión alimenticia y este sería el móvil del crimen.


El propio padre quiso privar de la vida a su hijo al darle varios golpes en la cabeza y arrojarlo en una alcantarilla y posteriormente se fue a consumir licor a un bar para celebrar que se habría librado de pagar pensión alimenticia, sin duda alguna esto es un caso que realmente impacta ya que es difícil comprender como un padre puede anteponer sus intereses económicos a la vida de alguien que tiene su propia sangre.


El día del juicio se mostraran todas las pruebas así como más de 1 testigos por lo que se espera que a este sujeto le caiga todo el peso de la ley como mencionamos antes por el cargo de parricidio frustrado en contra de su hijo además de secuestro simple.