Caraceño prometió tirarse a un pozo y lo cumplió muriendo instantáneamente


En wisquiliapa y luego de varios días de búsqueda se pudo comprobar por fin con la ayuda de una cámara GoPro que dentro de un pozo de más de 180 metros de profundidad (Casi 2 cuadras) se encontraba el cuerpo del señor Ronald José Castillo Solís de 50 años originario de la ciudad de Jinotepe en el departamento de Carazo, el hecho sucedió exactamente en la comunidad “El Burillo” ubicada en la zona rural de la cabecera departamental de Carazo.


El sujeto padecía de esquizofrenia y desde hace 7 días estaba desaparecido y en enumeradas ocasiones habría amenazado con tirarse de cabeza al profundo pozo, desde el 23 de abril salió de trabajar en su finca ubicada en wisquiliapa, su madre de 70 años de edad la señora Celia Yolanda Solís asegura que su hijo le repetía constantemente que escuchaba voces dentro de su cabeza que le decían que se tenía que tirar al pozo para salvar a su familia.


En otras ocasiones don Ronald habría intentado quitarse la vida, antes de esta tragedia se habría arrojado contra una rastra en movimiento cargada de piedras pero milagrosamente no le paso nada, también habría ingerido veneno he intentado ahorcarse pero en esta última fue detenido a tiempo por parte de sus familiares, él siempre decía que las voces lo atormentaban día y noche diciéndoles que harían daño a todos sino les obedecía.


El cuerpo aún se encuentra dentro del pozo y se está estudiando si se deja enterrado ahí y se rellena con tierra o si se hace la labor del rescate del cuerpo para darle cristiana sepultura lo que resultaría un poco complicado debido a avanzado estado de descomposición del cuerpo además del daño sufrido por la caída.