El niño del acordeón se anda apareciendo en el sector del estadio de Jinotepe


Cada ciudad tiene sus historias, algunas reales y sin explicación alguna y otras que son producto de la imaginación de muchas personas pero la que vamos a señalar hoy es una de las historias más conocidas de Jinotepe en el departamento de Carazo en donde pobladores aledaños al estadio municipal Pedro Selva y la antigua entrada al cementerio aseguran que se anda apareciendo el espíritu del niño del acordeón.


El niño del acordeón es una leyenda o cuento de camino de esos que abundan pero con la diferencia de que esta podría ser la más conocida del pueblo jinotepino ya que a través de muchos años se han obtenido relatos de extraños sucesos entorno a este niño, se trata de una misteriosa tumba que tiene un niño con un acordeón, algunos aseguran que se trata de un recordatorio a un pequeño músico que falleció.


Otros aseguran que solo se trata de un adorno de una familia adinerada, otros aducen que se trata de una estatua que fue poseída por algún espíritu del cementerio que no descansa en paz, lo cierto es que los vecinos del cementerio aseguran que a con el pasar de los años se han acostumbrado a escuchar por las madrugadas a eso de las 2 o 3 de la mañana los acordes del acordeón.


Algunos cuidadores y panteoneros aseguran que la estatua se movía e incluso muchos de ellos terminan renunciando a los pocos días de trabajar en el cementerio, pero estas historias de la aparición del niño del acordeón siempre se limitaba a las fronteras del mismo cementerio o al menos así era, desde hace algunos días muchos habitantes de la zona aseguran que el acordeón se está escuchando por las calles y que la sombra de un bulto de color blanco se pasea en toda la calle del estadio hasta el cementerio, esta extraña estatua ya ha sido protagonista de muchas investigaciones y programas especiales pero al parecer ahora está más activa que nunca, estaremos ampliando la noticia en los próximos días.